main

PARTE DE MI

 A mis 20 años decidí venir a vivir a Estados Unidos y entre tantos estados elegí New York, la capital del mundo; aún puedo recordarme allí, parada, fuera del aeropuerto John F. Kennedy, sola, sin tener idea de qué hacer en ese momento, de tan solo pensarlo puedo volver a revivir lo pequeña que me sentí ese día, aún  sin saber los retos a los que me iba a enfrentar, pero allí estaba yo el 29 de julio del 2018 en un taxi que me conducía a lo que sería mi nuevo apartamento compartido en Manhattan, llegue, entre a mi habitación y en un abrir y cerrar de ojos llegó esa primera, temida y eterna noche, de esa nueva etapa que acababa de comenzar, sinceramente nunca el mundo me había quedado tan grande y yo me había sentido tan sola, sin familia, sin amigos, y enfrentándome a todo un nuevo sistema, donde no conocía nada y estoy segura de que esta ha sido la historia de millones de inmigrantes que han llegado aquí, por eso te quiero contar un poco más de mi.

main

Nací y crecí en República Dominicana, en el seno de una familia disfuncional, mama cubana, papa  dominicano y una hermana mayor; a los 15 años comencé a trabajar debido a problemas económicos, al mismo tiempo que empecé a enfrentar una anorexia nerviosa la cual en ese momento preferí ignorar y solo tratar con pastillas, un dia cualquiera mi mamá, mi hermana, mi perrita Linda y yo empacamos un poco de ropa y nos escapamos de las garras de mi papa,  cansadas de la violencia intrafamiliar, nos fuimos sin decir adiós y a partir de mis 16 años nuestra vida por fin empezó a cambiar para bien, gracias a mi mama que siempre ha sido una mujer sabia y esforzada, pero al parecer luego de tantos años donde no me quedó de otra, más que aguantar callada tantos abusos, mi mente explotó y grito por mi, y aunque tuve que continuar con mi vida como si nada pasara, trabajar, estudiar, socializar, estaba sumergida en una cueva oscura de la que no podia salir, no entendía nada, queria comer y tampoco podia por mas que lo intentaba, la ansiedad me mantenia en modo alerta todo el tiempo, no podia dormir, y despertar cada dia para mi ya era hacer mucho, pero continuaba, cada dia me decia a mi misma, que se suponia que ahora tenia que estar bien, pero mi mente y mi cuerpo no me ayudaban y asi continue viviendo sin vivir, años más tarde antes de emigrar, trabajando en el aeropuerto de Santo Domingo conocí una familia que vivia en EEUU, los mismos que poco tiempo después me ayudaron a rentar el apartamento compartido en el que viví por dos años en Nueva York y tambien con un trabajo, en el que al dia siguiente de llegar a NY gracias a Dios me comenzaron a entrenar como camarera, la parte mala comenzo cuando pasando un mes aun no me querian cambiar el pago de 35 dolares al dia sin derecho a propina, donde mis dias eran eternos, comenzaba las 9 de la manana y terminaba muchas veces a las 10 de la noche. Un día decidí irme y no volver, y ya se que en un mes no se conoce mucho y menos cuando te la pasas trabajando pero me fui a buscar algo mejor una vez más. Ese mismo día de camino a casa compré una libreta y un lápiz y empecé a hacer lo que mejor sé hacer, escribir. Y me dije a mi misma: este será mi primer éxito, y lo titule: UNA CHICA SOLA EN NEW YORK.

main

En esa libreta escribí no sólo todo lo que viví en mis primeros años en este país, sino que le encontré respuestas a tantas cosas y sentido a la vida; y entre tantas primeras veces y una lista de cosas por hacer por última vez, ocurrió la más bella metamorfosis nunca antes vista, la mía, porque creo que no existe nada más hermoso y gratificante para uno mismo que admirar el resurgimiento de nuestro propio ser, ver que sí pudimos y que convertimos en algo valioso para nosotros mismos y para los demás las vicisitudes  de la vida, porque como lei por ahi a alguien que dijo: si Adele pudo hacer de un corazón roto no se cuantos Grammys tu que harás con el tuyo? Usalo de trampolín y ojalá mañana ganes un Grammy, un Nobel o yo que sé, pero por favor si Cuba está en ruinas y aun así es una obra de arte para los que la amamos, ¿por qué tú no? si algo te duele conviertelo en arte, en pintura, en danza o en un libro como hice yo, pero jamás permitas que el dolor se te quede adentro. 

Por eso he creado esta plataforma, para que te identifiques conmigo y recuerdes que no estas sola, y que no sólo puedes transformar tu vida, tu pasado, tu dolor, tu ansiedad, depresión, o cualquier problema en eso que tanto sueñas, si no que tu puedes convertirte en esa mujer con todas las cualidades que siempre has soñado sean cuales sean y aquí estoy yo para ayudarte a avanzar. Recuerda que la “distancia entre la vida que tienes y la vida que quieres, se llama decisión.” - Tiffany Padilla.

Esfuérzate y sé valiente, porque el señor tu Dios estará contigo a donde quiera que vayas.

Josue 1:9

"La distancia entre la vida que tienes y la vida que quieres, se llama decisión."

- Tiffany Padilla

¡INSPÍRATE!

Explora mi Blog

Work With Tiffany